25 julio, 2016

Asignatura más importante

FPayaso_peqormar personas para mañana es ofrecer, nuevamente, un ideal a la juventud de hoy.

Cuando pensamos en nuestra formación generalmente, todos nosotros nos centramos en nuestra formación intelectual y profesional. Pocas personas caen en la cuenta que con ser estas imprescindibles, si falta la pieza más importante que es la formación de la voluntad, los éxitos que alcanzaremos serán escasos.

La formación de la voluntad no está incluida en el plan de formación de ninguna carrera profesional porque se considera una exigencia personal que nadie puede hacer por nosotros.

Sin embargo, todos constatamos que la mayor parte de las veces no alcanzamos lo que pretendemos porque no tenemos una voluntad adiestrada para el esfuerzo. Querríamos…., pero no queremos….y no queremos porque huimos de todo lo que represente un esfuerzo. Además, aunque reconocemos que necesitamos fortalecer la voluntad no sabemos como hacerlo. Sin embargo, para alcanzar una meta del tipo que sea: intelectual, profesional, deportivo, etc., necesitamos un entrenamiento de la voluntad. Este entrenamiento es personal y cada uno se lo debe imponer a si mismo.

Posiblemente, ni en la escuela primaria, ni en la secundaria o en la universidad, te han instruido sobre la forma de fijarte metas, de motivarse a tí mismo y a los demás, de hacer frente a la adversidad, de eliminar los hábitos de autoderrota, de aprovechar el tiempo en forma rentable, de practicar el poder de elección, de llevar a cabo los cosas que tienes que hacer, de crear entusiasmo en tu voluntad, de organizar tu vida, de guiar a tus hijos, de hacer frente a las tensiones, de apreciar todo lo bueno que tienes y…. tantas cosas más.

Existen algunos puntos que nos pueden servir de partida y que a continuación expondremos.

No al gregarismo              Reírse de uno mismo                Serás un hombre